El peso de una pluma, la balanza

¿Has cuestionado el peso de tus acciones?, ya sabes, cuando omitiste ayudar a esa persona caída, el brindar bocado al hambriento, incluso la cortesía de ceder un poco para que alguien más pase, se siente o se acomode.

Cuales plumas se acumulan hasta hacer montículos, montañas enteras de las que nada puede moverse ni dejar salir al que se encuentra debajo. Este título ha venido susurrándome por días, no estoy del todo seguro si se lo atribuyo a que he visto varias temporadas de Supernatural en poco tiempo, en ver Hannibal (segunda temporada) o Sin límites (primera temporada), sin contar el final de unas 2 que 3 series.

El asunto es más sutil de lo que se piensa, cuyas consecuencias terminan generando marabuntas de ideas una vez dejas abierta la puerta.

Una vez un amigo me susurro que el deshacer cada una de esas pequeñas tareas tardaría más de 3 vidas, y de ahí terminamos la charla en el revivir del alma y poder pagar por los pecados cometidos, bla bla bla.

Así como esa idea ha llegado la revelación de que necesito pensar en mudarme a otra plataforma, aunque muchas de las que sigo van de este lado, así que tendré que repartirlo de alguna forma.

Es antigua la ambigüedad que presentamos, el como impregnamos en cada acto y objeto con algo nuestro y como esa idea suele consolarnos en nuestros momentos de mayor vacío.

Recién me inscribí hacia el ultimo crédito que me hace falta en la carrera y estoy algo ansiosa por ello, sin contar el examen que pospuse, capturar Pokémon, jugar en el nuevo gremio (no me culpen me gusta distraerme con más frecuencia del que creo), entre otros deberes. Pasando de ello migrare las entradas (las primeras), o eso considero aún, he descubierto que no tengo tanto anonimato como me gustaría.

 

Anuncios

Apertura de semilla

Ciertamente el tener una visión de túnel solo fomenta el deterioro de las funciones mentales, eso incluye la depreciación de aquellas actividades y acciones más convenientes y de mayor beneficio cambiándolas por eventos nocivos y hasta cierto punto carentes de un valor real. Es justo en este punto que relataré la historia de vinculación.

El árbol y la bestia

El aire denso cubría en su mayoría la natural existencia de pinceladas verdes y marrones, definir la hora en que sucedía tan mágica migración de una visión casi nula por el fragante y helado roció conllevaba a una ciencia desconocida, salvo que tuvieras un entendimiento más amplio de lo que te rodea. Era este el sitio donde un crujido acompasado hacia estremecer pequeñas hojas, ramas y vegetación baja; bañando de una capa perlada el pelaje casi erizo que mostraba mechones claros como la nieve en invierno y oscuros como la arenisca de un río en verano; el jadeo solo se pausaba dejando escuchar un olisqueo bajo hacia todas direcciones, una vez hecha la elección el cambio de rumbo era tan común y natural como si hubiera sido previsto con antelación.

Existían formas de vida que podían desplazarse casi a voluntad y a diferencia del manto verde e inmóvil que con paciencia y tiempo tomaba dimensiones casi titánicas, estas tenían periodos cortos de vida en términos de tiempo de la tierra, pese a ello, este ser que se definiría como el primero de su clase surcaba la neblina cual pez en rio, su destino final tras días y lunas tantas como frutos de un solo arbusto tan grande cual valle era el descanso, descanso en un sitio casi perfecto, cubría del agua que caía ocasionalmente de lo que hay más arriba, protegía de la incesante sensación de pesadez que venía con la cosa luminosa de más arriba, y daba un cobijo de algo oscuro pero que no impedía la vista. Sus patas descansarían en suaves cosas verdes que guardaban su calor o que refrescarían su vientre según le complaciera.

Se podría definir como visitar a un viejo amigo, esa sensación de alegría y familiaridad que no se podía comparar con otros de su especie; tras sus pensamientos alegres de estos recuerdos salio al aire frio y fresco de lo que le envolvía hasta ahora, ahí estaba, esa cosa enorme que parecía sostener todo en lo alto del más arriba, quizás esa fuera su función, siempre se lo pregunto a cuanto ser en movimiento observaba, pero hasta ahora nadie se lo había cuestionado con tanto fervor como él.

Se veía un poco como él mismo, con zonas oscuras aquí y allá, pedazos que estaban a nada de caer a su base y que serían recubiertos después de pequeñas cositas oscuras que lo llevarían encima hacia quien sabe donde, en su parte superior anidaban cosas que volaban, pequeños y asustadizos que emitían sonidos agradables que tranquilizaban su espíritu, lo que más le encantaba a parte de perseguirlos era que cuando él cambiaba de pelambre esa gran torre verde cambiaba de hojas también, si el tenía pelambre más pequeño y fino, la torre tendría cositas verdes que él masticaría aunque tuvieran un sabor raro, si su pelambre se volvía demasiado pesado pero capaz de soportar los temblores de la época de poco verdor, la torre pasaba a ser una columna casi desnuda que le recordaba a huesos de un gran animal, en su parte más baja irían a parar pequeños y escurridizos algo con colas tan extrañas como sus pequeños cuerpos, pero con suerte tan gorditos que era antojable cazarlos y comerlos.

Desde su poca conciencia hasta la gran conciencia de ese momento siempre supo que ese sitio era suyo, y esta vez se quedaría para no irse más, por lo que aun con su ya debilitado cuerpo logro ir a postrarse entre las ramas de superficie arrugada, quizás era su imaginación pero siempre eran perfectas para recostarse no importando la posición siempre era la ideal y se quedaría así hasta que la sensación múltiples cositas caminando en una pata le hiciera cambiarse, nunca había encontrado esas pequeñísimas algo, pero se iban cuando se ponía de otra forma así que se lo atribuyo a que seguro se refugiaban muy bien cuando uno más cómodo estaba y que volverían cuando menos se esperaba.

Su último canto que anunciaba que llego fue… extrañamente recibido con el siseo de esas cosas verdes en lo más arriba, como cuando el agua caía de más arriba y golpeaba todo lo verde, pero no había sentido los golpeteos en su nariz, así que estaba seguro no caía agua, con un sonido bajo sacudió su nariz, seguro alucino, así que continuo hasta su sitio de costumbre enrrollandose a si mismo, últimamente sentía temblores, muchos de estos, con cosas que no deberían hacerlo temblar, cuando vio a las cosas negras caminando en una linea tembló, cuando mordisqueo hilos verdes temblo, y cuando vio la gran torre sintió algo por dentro aunque también tembló. Ya acomodado solo cerro los ojos dejando un manto oscuro cubriera su visión y dejo de sentir los temblores.

En medio de una batalla por alimento y por liderar a los suyos a mejores sitios para sobrevivir había sido herido, su pelaje cambio de tonos claros y oscuros a uno del color de lo mojado que hay dentro de los seres, y con sus últimas fuerzas se quedo a enfrentar a la gran algo que los acechaba, emitía sonidos horribles como si quejas de cientos de los suyos molestos pidieran pelear, ¿lo derrotó?, nadie sabía más creía fielmente que les dio oportunidad de irse de esa zona peligrosa y carente de cosas de las cuales alimentarse. Deambulaba sin ver hacia donde arrastrando una de sus orgullosas patas, con un costado emitiendo esa cosa que paso del color de lo que hay en uno a uno claro y oscuro que emitía olor a muerte, estaba débil, respiraba con dificultad y tenía mucha sed; cayó casi sin sentir más allá del dolor en si, así caía un gran guerrero, el padre de muchos como él y que unió a fuertes hembras y machos que protegerían con todo su ser a la manada, trago una última vez y el suspiro que emitió no se escucho por alma alguna. En su mente el descanso en su lugar preferido, en su mente no podía pedir nada más, una semilla llevaba en el vientre, una semilla que germino alimentada en ese sitio casi estéril gracias a una vida que se había extinguido, el padre de este era una torre enorme que parecía sostener lo que hay más arriba y para cuando fue su pequeña conciencia capaz de saber reconocer las penurias de otros que le permitían continuar viviendo y aceptarlas como meros hechos de vida, muy lejos de ahí entre raíces de superficie extraña una nueva generación de pequeños jugueteaban cazando cosas pequeñas con cosas raras.

Somos fuertes por la torre que tiene tantas hojas que lo hacen un hermoso árbol, somos capaces de resistir gracias a las raíces que se aferran a cada atisbo de oportunidad, somos libres por la bestia que prefiere una vida de elecciones casi eternas que eligen retornar al sitio donde se sienten capaces de tomar un descanso antes de continuar.

Iḿ not allright

Tras dos semanas han pasado muchas cosas, algunas decentes, otras me han desgarrado el corazón, unas más… me han hecho pensar al respecto de que mascara se ha posicionado sobre mi. He de considerar que quizás los valores deberían ser re ordenados no por importancia material sino por experiencias o beneficios a largo plazo, es un pensamiento que se ha ido formando poco a poco hasta tomar un gusto como una preinversionista.

He logrado conseguir beneficios de mis nuevos pseudohábitos, dentro de estos esta el hecho que poco tiempo logro manipular para poder dedicarme a un estudio apropiado de aquello que tengo en una meta de corto plazo.

Mi apetito ha variado pasando por el vació y rugido de bestia que reclama algo fresco y de gran consistencia, hacia uno que satisface mis conexiones pero me asquea y hace que desee evite tal exageración, en un breve resumen lo presento aquí:

  • Desaparecio la bestia

  • Me negaron la existencia con un argumento del quiebre de un mandamiento católico

  • Elimine un atado económico

  • Cree un pequeño negocio (reforme)

  • Obtuve material que emula al aire

  • La bestia retorno con heridas y mi pesar

  • Se apago la llama que emulaba la familiaridad

  • No senti por primera vez en muchos años la comprensión en mi corazón

Simplemente deje que mi lugar lo ocupara un compañero, se llama empatía, y este me sonrió con cariño mientras acariciaba mi rostro diciendo que la carga es pesada y que comprende mi agonía, dentro de la enfermedad que contrajo solo pude regañarle vagamente, más allá de la discusión que no pude armarle, solo asentí y poco después lo reemplace a fin de liberarle de su hundimiento y volver a soportar los pilares que permiten sostenernos para la vivienda de mi pequeño mundo.

Desprecio me hablo y muy a su manera me pregunto la razón por la que trataba con tanta familiaridad a esos que se humillan por una pisca de poder. Sobre esto me puse a pensar hasta que le pude responder: “de ellos me alimento, de ellos escribo, de ellos viviré”. Poco después llego a mi la reveleación de que Impotencia estaba a su lado y se quedo aún más mientras asentía a lo que decía, promulgaba que no vino a nuestro grupo solo para admirar mi decadencia, era un drama, eso era cierto, más reconocí que había algo de anhelo en su forma de actuar, lo deje simplemente pasar por que tenía razón en cada una de las sentencias acusatorias que disparo hacia mi; así que opte por sumergirme en la neblina de tan nefasto encuentro con la única consigna de que estaban cerca mio y aunque no se hicieron esperar las protestas con sus respectivas explicaciones por parte de comprensión y madurez, no fue difícil llegar a cobrar la cuota de cada noche para que reconozca que estos son mis amigos, mis hermanos y mis aliados en cada fase tan retorcida como liberadora.

Tras la tormenta

¿Has pensado por algún momento en todo ese caos que estas por ocasionar? No veo por que deberías, esta en tu naturaleza destruirlo todo con el único fin de responder las preguntas que han surgido en tu mente, eres alguien curioso, alguien capaz de cuestionar y dar rienda suelta a tu imaginación.

He decidió marchar por la vereda recibiendo el frio y la llovizna matutina, dejar que la bruma me confunda y robarme el tiempo para colocarle una mascara que pueda acariciar, ¿es así eh?

Lo es, he optado por esta pequeña rama que ha surgido del tronco mayor, cuyo sendero ofrece solo poca tierra y más peligro ante la caída.

Le he contactado, ¿y sabes qué? Fue grandioso, porque no poseo causus belli, es un autor, y por mucho que te pueda decir el exterior quiero poder escribir lo que pienso con un sustento digerible para ambos, él esta en todos y eso me permite admirar las motas de polvo que caen del cielo.

Estudiare tanto pueda con el ahincó que me sea facilitado y con la tenacidad de siempre jugando a darle forma a los espacios con tal de ver materializado mi anhelo.

Será así nuestra causa.

x1080-kjU

 

De GARNiDELiA – Désir

Sin vestigios

Aprovechare este tiempo para relatar dos eventos.

“Bajo aquella luna se sentía terriblemente acongojada, la vida florecía y todo parecía abundar, se estaría eternamente bendecido y embebido por todo ello, más faltaba algo que facilitará el comparar. Bajo una tarde saturada en durados, naranjas y rojos el eco le pregunto ¿Dónde está tu jubilo? Su falsa sonrisa cayó admitiendo que esa chispa simplemente nunca llego a ella. El viento corrió la voz y de eso era lo que se rumoreaba entre los espíritus y familiares que habían accedido y pedido acompañarle. Algo faltaba, algo… lejano. Cuando razonaba aceptaba que su otra parte había caído lejos, en un sitio donde ella no podría alcanzarle.

Tocarle era imposible, verle era infame, más oírle era posible cuando caía en un pozo sin fondo que facilitaba la navegación de las almas, ahí fue cuando admitió que le sentía, que le amaba.”

“Era época de guerra, época de dolor y desesperación, cuando las flores brotaban y solo podías ver formas retorcidas entre los ríos oscuros, todo era negro, un negro sucio, un negro lustroso, un negro que quema y un negro que hiela.

En esas condiciones donde el mañana era algo inexistente y la mayoría se transformaba en una serie interminable del ahora, se conocieron, era impresionante su compromiso en la batalla, helado y distante, así  podría definirlo, algo hermoso de ver a lo lejos pero seguramente desgarradoramente bello de cerca, capaz de hacerte doler al simple roce de su tacto; ella solo una vez lo pudo apreciar, al cruce de sus miradas sus memorias se alteraron para forzar su destino, era arrolladora, una presa que arrasaba los campos con su ira y poder; fue la defensa que no logro debilitar en su primer ataque. Fue la razón por la que casi traiciona a su nación, una noche donde cedieron a los impulsos se escucharon sin ningún miedo con el único objetivo de sentirse vivos, fue esa flor que devoraron con ansia sin pensar en las consecuencias.”

 

Pues avance de libro no hay, lo que si hay es que voy casi en el tomo 7 de Tate no Yuusha y me he puesto al corriente de Dororo y sha.

A cuenta gotas

 

Ya pasando los tres días de la primer semana de Febrero (estoy hablando de la semana, no del mes), y tras ello pase a la segunda fase de mis actividades de cada mes (enero fue de descargar música tanto de nuevos álbum como antiguos; expresar con una canción como me sentí/fue en mi día con quien tomo como pareja) (7 años de prometidos (¿?)). Este mes, por el contrario, será para saber cuántos libros puedo terminar por semana (tengo 3 juntos y me falta pagar renovación de una revista D:).

Espero se arme la asistencia a la FIL (pues dudo vaya a la Expo TNT), simplemente por el acervo cultural; además, sigo sin tener fecha para el trámite de la titulación… ¡¡¡aunque!!! Ya he disminuido significativamente una deuda (endeudándome en otro lado), según mis movimientos financieros (que espero funcionen) a finales de este año podre liquidar al menos uno (quizás 2) de mis grandes enemigos bancarios, y eso me hace re-feli T-T.

En cuanto a material auditivo me parece un gran atino colocar algo del juego Red Dead Redemption

Un sitio para curiosos: https://aphoteticstore.com

Eventos:

FIL http://filmineria.unam.mx/feria/40fil/informacion-general.html

Expo TNT https://tnt-web.net/ciudades/mexico/boletosmx/

Pronto espero continuar subiendo algunos fragmentos que he encontrado (y de materia extranatural).

No existen las pausas

Dante Inferno Canto III

Per me si va ne la città dolente,

per me si va ne l’etterno dolore,

per me si va tra la perduta gente.

Rafael Alberti

Madrigal al billete de tranvía

A donde el viento, impávido subleva

Torres de luz contra la sangre mía,

Tú, billete, flor nueva,

Cortada en los balcones del tranvía.

Huyes, directa, rectamente liso,

En tú pétalo un nombre y un encuentro

Latentes a ese centro

Cerrado y por cortar el compromiso.

Y no arde en ti la rosa, ni en ti priva

El finado clavel, si la violeta

Contemporánea, viva,

Del libro que viaja en la chaqueta.

Enrique González 1871-1952 (Poesía Moderna)

El encuentro

Vagamos sin sentido,

En alas de no sé qué;

Yo, por algo que se fue

Tú, por algo presentido.

En el sendero perdido

El acaso nos juntó,

Y recobrados tú y yo

De la divina sorpresa,

Me dije: “Por fin regresa”;

Pensaste: “Por fin llegó”.

Alfonso Reyes 1889-1959

Entreacto: A una afrodita núbil

Afrodita de oro, renacida

Para desazonar los corazones,

Diosa precoz que brotas a la vida

Entre sospechas y adivinaciones;

Que a toda garatusa desmedida

El gesto huraño y la reserva opones,

Y niñeando y como distraída

Sabes amedrentar a los fisgones:

A quien ya no presume de galano

Y empieza a descender el precipicio,

Otórgale la paz del veterano

Que con razón rehúsas al novicio:

Déjame que te tome de la mano

Mientras con la mirada de acaricio.

Cansada, agotada mentalmente, e incluso en ese estado, drogada. Mi tiempo se va como agua, el primer mes ha terminado, y los apartados ya suman más de 3 en un mes (este será el octavo), pase de una situación bastante grosera (me han hecho ver desde el punto de vista de un hermano lo horrible que me comporto) a una de vacío; es curioso que en teoría no siento la mayoría de tiempo sentimientos demasiado complicados a que cuando se presentan situaciones de crisis tengo ese apagado mental de forma bestial (hombre que apagado, es un vil despojo de conductas aceptables para sustituirlas por sobrerreacciones).

Seguimos sin actualización por parte de la universidad (titulación… y ya me gaste el dinero para eso), una certificación express (SCRUM), el resultado de mi evaluación (90%), ah… la presión autoimpuesta.

Standupero que me causa gracia y hace reflexionar con algunos de sus temas Alex Fdz

 

Serie que de momento he descargado y algún día podre ver (que me descargue como 8) Kekkai Sensen, ¿Qué porque lo hice? Ahm… Por Bump of Chicken con la canción de Hello World!

Escalonado

Es normal sentirse decepcionados, derrumbados, destruidos y desolados, no conozco mi faceta desde el punto de vista ajeno, me han dicho lo explosiva y filosa que he sido. Agresión es una palabra que expresa bastante bien mi sentir y mi ser, la requiero para continuar, la necesito como droga en momentos de ausencia, es mi imaginación la que ocupa la agresión para poder aniquilar en el lienzo del supuesto a lo que considero innecesario.

Es tranquilo el sitio al que te lleva esto, a un túnel estrecho que te lleva al vacío de emociones, pase de una situación de muerte a la vida, de valoración y de castigo pues ya he olvidado la cuenta de cuando fue el límite de la posesión.